Esta usted en:

Fiestas


Celebra Santisteban del Puerto el día 26 de diciembre la festividad de su patrón San Esteban, primer mártir de la Iglesia y santo del que recibe el nombre esta villa, prendiéndose desde antaño en honor suyo una monumental hoguera.
Esta costumbre de encender lumbres se llevará hasta el día de San Antón –el 17 de enero–, fecha que es tenida por el cierre oficioso y popular del ciclo festivo navideño, tal y como afirma el viejo refrán: "Hasta San Antón Pascuas son, y si queda mazapán lo son hasta San Fabián" (el 20 de enero).
También en la noche del primer día de febrero se prenderán lumbres para festejar la Candelaria, no exenta esta fecha de un curioso e interesante ritual integrado en la sucesión de actos que durante todo el año le acontecen a la mayordomía de la Virgen del Collado. Así, antiguamente, esa noche víspera de la Candelaria, en la escalinata que da acceso a la iglesia de Santa María se prendían las palmas que el año anterior habían procesionado el Domingo de Ramos. Y su ceniza sería utilizada para que los fieles de su villa fueran signados en la frente el miércoles de ceniza. Hoy en día para esta hoguera suele utilizarse el ramón desbrozado en la campaña de la recogida de la aceituna. Desde ese lugar una comitiva tradicionalmente integrada por la corporación municipal, la junta de gobierno de la cofradía y la mayordomía, irá a encender otras lumbres frente a la puerta de la casa del hermano mayor y del mayordomo de ese año, siendo invitados los presentes con dulces y licores. Al día siguiente en la iglesia de Santa María se celebra una procesión en la cual la imagen de la Virgen porta una vela en la mano, habiéndose llevado a cabo previamente un solemne acto en el cual cada institución interviniente toma la vela de la Candelaria, corriendo cada una con el pago de la cera que consumen.
Muy curiosas, por el alto grado de estructuración que tienen en su desarrollo, son las denominadas fiestas de Pascuamayo, que se celebran en honor de la Virgen del Collado. Los actos comienzan el Domingo de Ramos cuando se recibe a los compromisarios, continúan el Domingo de Resurrección, el lunes y el martes de Pascua, hasta llegar al lunes de Pentecostés, cuando tiene lugar la denominada "Toma del Cuadro", día en el que por medio de un peculiar rito se designa y se constituye la mayodormía que habrá de hacerse cargo de las fiestas de la Virgen durante el siguiente año. El día de Pentecostés, en mayo, se festeja a Nuestra Señora del Collado por voto solemne que se hiciera en la villa en el año de 1233, un año después de que fuera encontrada por el gañán Esteban Solís Palomares mientras araba. Muy antigua, también, es la tradición de correr y lidiar toros en estas fiestas, celebrándose ya festejos taurinos en el siglo XVI, según puede constatarse documentalmente, y presumiéndose sus orígenes en tiempos de la conquista cristiana, allá por el siglo XIII, cuando fue encontrada la imagen de la Virgen. El 15 de agosto también es costumbre procesionar solemnemente la imagen de la Virgen, patrona de Santisteban del Puerto.
Fiesta significativa es también la que se celebra el 25 de abril, festividad de San Marcos, y fecha en la que se sale al campo a "ahuyentar al diablo" y a tomar un hornazo que por su forma es denominado como "rosco de San Marcos".
Los "mayos", tradición típica de Santisteban del Puerto desde tiempos inmemorables, son unos cantos procedentes y con influencias de las jotas manchegas, que influenciaron a su vez a los demás pueblos colindantes. Sus letras van destinadas a la Virgen del Collado y son interpretados por las voces de las gentes del pueblo acompañados por bandurrias, laúdes, guitarras, palillos y actualmente por la banda de música municipal. La tradición de Santisteban es que el día 30 de abril de cada año se le cantan los mayos a la Virgen en Santa María, y posteriormente la banda de música, acompañada por el pueblo, se dirigen a la Mayordomía, para finalmente cantarlos también en la casa del alcalde.
Galería de Imágenes



Ayuntamiento de Santisteban del Puerto

Información Legal | Accesibilidad